Paraguay y Naciones Unidas inician nueva etapa de cooperación para el desarrollo sostenible

Durante una ceremonia realizada en el Palacio Benigno López de la cancillería nacional en presencia de varios ministros del Poder Ejecutivo, representantes de las oficinas, fondos, programas y agencias de las Naciones Unidas y otras autoridades nacionales, Paraguay y Naciones Unidas, renovaron hoy el marco de cooperación para el desarrollo sostenible que cubre el período 2020-2024.

Antonio Rivas, ministro de relaciones exteriores del Paraguay y Mario Samaja, coordinador residente de la Organización de las Naciones Unidas en Paraguay

El Marco de Cooperación para el Desarrollo Sostenible 2020 – 2024 entre la República del Paraguay y la Organización de las Naciones Unidas recoge las prioridades identificadas en el Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030 y está diseñado para impulsar en forma integral el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible midiendo  el impacto de la labor que desarrolla Naciones Unidas Paraguay en apoyo a los compromisos asumidos por el país para el logro de la Agenda 2030.

“Este marco representa ante todo, la renovación del compromiso de las Naciones Unidas con el país, las instituciones y todas las personas, en particular, con las más vulnerables”, dijo Mario Samaja, coordinador residente de las Naciones Unidas en el Paraguay. El jefe de la misión de Naciones Unidas Paraguay explicó que el marco “fue elaborado para responder a las prioridades del país y las necesidades de las personas”

Las prioridades nacionales identificadas en el Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030 sirvieron para la identificación y el alineamiento de las prioridades en las que trabajará Naciones Unidas Paraguay. Las cuatro áreas de acción prioritarias fuertemente vinculadas entre sí son: 1) desarrollo social/personas, 2) sostenibilidad ambiental/planeta, 3) desarrollo económico inclusivo/prosperidad, y 4) fortalecimiento institucional/paz y justicia. La construcción de alianzas se incorpora como un elemento transversal a las cuatro áreas prioritarias del programa de cooperación (ver cuadro).

El marco de cooperación promueve, alianzas con otros actores (instituciones financieras, organizaciones internacionales, sectores académico y privado, sociedad civil, entre otros) que contribuyen al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Es el resultado de un proceso participativo de consultas y colaboración con instituciones nacionales y sectores de la sociedad, en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Secretaría Técnica de Planificación.

Carlos Pereira Olmedo, ministro secretario ejecutivo de la Secretaría Técnica de Planificación se refirió a la elaboración participativa del marco: “El desarrollo hay que entenderlo como un proceso multicausal, multidimensional, y en ese contexto hemos coordinado todas nuestras fuerzas convocando a los diferentes organismos del Estado del sector público, también al sector privado, convocando a todos los gremios, a la producción, a la mujer, a la participación de los jóvenes, de la academia y de todos quienes componen la sociedad civil organizada”

El documento es el primero que se firma en América Latina tras la reforma del sistema de desarrollo sostenible de la ONU y constituye  un marco de referencia conjunto para todo el sistema de las Naciones Unidas en Paraguay  (el conjunto de oficinas, fondos, programas y agencias[1] que trabajan en el país), explicó el ministro de relaciones exteriores, Antonio Rivas:

“Es un acuerdo que nos permitirá trabajar conjunta y coordinadamente con las agencias del Sistema de las Naciones Unidas para acelerar el cumplimiento de los ODS en áreas estratégicas, (desarrollo social, la sostenibilidad ambiental, desarrollo económico inclusivo, y el fortalecimiento institucional y democrático). Incluye estrategias de acción con enfoque de derechos humanos, igualdad de género y empoderamiento de las mujeres, sostenibilidad y rendición de cuentas”, señaló el canciller nacional quien agregó que el mismo  “contempla las necesidades especiales y los desafíos particulares que el Paraguay enfrenta en su condición de país en desarrollo sin litoral; una condición geográfica que incide en la pobreza y en las limitaciones estructurales del Paraguay y a las que buscamos hacer frente con el  Programa de Acción de Viena para Países en Desarrollo Sin Litoral 2014-2024, parte integral de la Agenda 2030”, subrayó Antonio Rivas.

El documento fue firmado por el canciller nacional Embajador Antonio Rivas y el Ministro Secretario Ejecutivo de la Secretaría Técnica de Planificación, Carlos Pereira Olmedo, en representación del país y por Mario Samaja, coordinador residente de la Organización de las Naciones Unidas en el Paraguay.

Salir de la versión móvil