Cuando el color es protagonista

Una de las tendencias actuales en la organización de eventos es invitar a los participantes a asistir vestidos de un solo color. A estas fiestas se las conoce como one colour party, y se caracterizan por estar ambientadas hasta en el más mínimo detalle en un tono preestablecido. Estamos de a poco incorporándolo en las fiestas corporativas de Fin de Año de las empresas menos tradicionales, con el objetivo de que no sean todos los agasajos iguales.

Entre las más solicitadas se encuentran las white parties, en las que los invitados deben presentarse, literalmente, “de punta en blanco”. En sus orígenes, este tipo de eventos se relacionaron con los encuentros de meditación, en especial con la práctica de yoga, ya que es considerado como ideal para cargarse de energía y recibir buena vibra. Sin embargo, actualmente se transformó en una más de las posibilidades cuando de hablar de fiestas temáticas se trata. Por eso también se viró en los últimos años a las blue parties, pink parties, red parties o gold parties, sólo algunas de las más solicitadas.

La idea de las one colour parties es que todo, absolutamente todo, respete un mismo color. En este caso es importante que desde la invitación esté transmitido. En general, las white parties son opciones para el día, sobre todo en épocas en las que el tiempo acompaña y puede montarse un evento outdoor. Livings; puffs; flores como margaritas, rosas blancas, calas o azucenas; mantelería y vajilla blanca; bebidas de colores claros y platos con un toque de blanco no deben faltar.

En tanto, las fiestas ambientadas en otros colores son las alternativas más pedidas para la noche. Una opción divertida es que todo lo que forme parte del evento lleve en su nombre el tono elegido. Por ejemplo, si se trata de una blue party, los tragos no sólo deben ser azules sino también llamarse así (blue beer, blue wine, blue champaign).

La utilización de personajes famosos también es recomendada. Siguiendo con la opción azul, puede sugerirse un personaje del film Avatar o los ya tradicionales Pitufos para recibir a los invitados o incluso para formar parte de la decoración –podrían ser los elegidos para ilustrar los toilettes de damas y caballeros-. Se puede incorporar máscaras, sombreros, accesorios en el vestuario y hacer una competencia del mejor traje, por supuesto en este caso con un  premio interesante.

No obstante, si los organizadores del evento no quieren ser demasiado osados, o temen que sus invitados no se sumen a la iniciativa de la one colour party, puede optarse por montar un encuentro en el que se aliente a los asistentes a portar al menos una prenda o detalle de un color determinado. En ese caso, la ambientación sí debe basarse en ese color, y también pueden utilizarse todos los recursos de decó de las one colour parties típicas.

Los eventos temáticos que respetan un color específico son cada vez más pedidos. Lo esencial es que se respeten los gustos y la intención de originalidad de los organizadores, y también que los invitados se sientan cómodos y puedan pasar un momento único e inolvidable.

Yanela Biancardi
Organizadora Profesional de Eventos
www.yanelabiancardi.com.ar

CONSULTORIO EMPRENDEDOR DE EVENTOS
Sacate todas tus dudas sobre Organización de Eventos. Yanela Biancardi responde DUDAS, CONSULTAS y PROPUESTAS:
emprendedores@emprendedoresnews.com Asunto: Eventos

Yanela Biancardi es Técnica en Organización Profesional de Eventos y Espectáculos, egresada de la Fundación de Altos Estudios en Ciencias Comerciales. Productora y Coordinadora de Eventos Corporativos y Sociales.   Actualmente dicta conferencias y seminarios sobre Organización y Planificación de Eventos a nivel internacional. Es Directora de la Productora que lleva su nombre y Co Fundadora de Estilo Vernissages.

Salir de la versión móvil