Byld, la primera Corporate Venture Builder de España

Si una gran empresa dispone de los recursos, el know-how sectorial y la financiación para cubrir una necesidad interna, pero necesitan la rapidez, capacidad innovadora y versatilidad por la que se caracterizan las startups, ahora es posible unir lo mejor de ambos mundos para generar innovación real. Es la apuesta de Byld, una empresa con sede en Madrid que crea startups a medida de las necesidades de las corporaciones.

Hace tres años, Adrián Heredia, el que era CEO de Sonar Ventures, observó cómo las grandes corporaciones estaban buscando un nuevo modelo de innovación que cubriera sus necesidades. “Hubo un momento del camino en el que empezamos a tener interacciones con corporaciones. Una de estas fue el grupo hotelero Hotusa, que estaba dibujando la que sería su estrategia de innovación, conociendo así aceleradoras, incubadoras, venture capital… y a nosotros. Hubo un encaje con el modelo y mucho feeling, y empezamos a trabajar. Hicimos varios challenges para detectar ideas, y tras el segundo de ellos, detectamos que una de nuestras startups cumplía las necesidades de Hotusa. Así, le vendimos Wysh Travel en febrero de 2017”, cuenta Adrián.

En abril del 2017 montaron la primera Corporate Venture Builder de España, “tras la venta de Wysh, vi que esto tenía sentido y quise hacerlo más veces, de manera más repetida y más escalable”. La idea surge, como cuenta Adrián Heredia, con la convicción de que: “Las corporaciones pueden llegar al primer horizonte de innovación de McKinsey, defendiendo y optimizando el negocio actual. Pero para alcanzar los dos siguientes, que son cultivar modelos negocios emergentes y crear innovación disruptiva, requieren de más agilidad, más foco y enfrentar políticas internas”. El otro extremo es el M&A, pero integrar una startup consolidada es muy difícil comenta Heredia: “En primer lugar (si la encuentra) cuesta dinero, y en segundo lugar, es bastante probable que ambas no consigan adaptarse y la integración se vuelva muy difícil”.

El Corporate Venture Building consiste en crear nuevos negocios cubriendo las necesidades u oportunidades de las corporaciones y del mercado. El proceso de trabajo con Byld está formado por tres líneas de servicio o momentos: Insight, Labs y Startups. “Lo que se busca al final de la primera fase son territorios estratégicos, áreas de oportunidad, retos, problemas… Muchas veces, esto ya está identificado por la corporación. En este momento pasamos a Labs, donde el objetivo es encontrar soluciones “startuprizables o venturizables”, nuevos modelos de negocio que puedan funcionar de manera independiente a la corporación. En los meses siguientes tenemos una startup, con cara y ojos, un MVP y los primeros euros facturados”, explica Heredia. Finalmente, tras validar el modelo de negocio, ambos -la corporación y Byld- deciden constituir la startup (o unidad de negocio) y se configura un equipo a medida de esta, que se convierten en socios de la corporación y de Byld.

“Nosotros nos preocupamos por la tangibilidad, la corporación sale con la tranquilidad de un business plan que funciona. No somos una consultora que cobra un fee, asumimos gran parte del riesgo. No nos vamos a pegar un tiro en el pie, somos los primeros interesados en crear algo que funciona”, afirma Adrián Heredia. Después de un tiempo, cuando el equipo está formado y se ha encontrado el encaje entre producto y mercado, el objetivo de Byld es salir de la participación, vendiendo su parte a la corporación, “al final es infinitamente más barato que un M&A común”.

“Welcome to the corporate venture building revolution”

El 2017 supuso un gran año para esta CVB, un año de consolidación y crecimiento. Firmaron un contrato con Carrefour España. Clément Marty, actual director de innovación global de Carrefour hablaba así de la colaboración durante la presentación oficial de Byld en 2018: “Invertimos mucho en innovación, pero todavía no habíamos encontrado el venture building corporativo, un modelo que acerca el mundo corporativo y de las startups en dos dimensiones: previsibilidad y foco”. En octubre, el nuevo equipo había desarrollado cuatro negocios para Carrefour. Entre ellas Pinya, una startup Byld X Carrefour, una aplicación sobre información nutricional.

La innovación ha cambiado a lo largo de la historia, hoy en día casi todas las industrias están siendo desafiadas por las nuevas empresas. Según el Ranking Forbes Global, el 68% de las empresas más importantes del mundo ya trabajan con startups. Las grandes corporaciones se enfrentan a una serie de retos para introducir innovación efectiva en sus negocios. La importancia del negocio central, la lentitud de procesos sujetos a estructuras y reglas determinadas, las políticas y la lejanía con los jóvenes emprendedores, bloquean la innovación en las corporaciones y dificultan el acceso a la innovación real”.

 “Estamos en el momento”. Actualmente, Byld está trabajando con grandes corporaciones como Coca-Cola o Porsche, y ha trabajado con partners como Carrefour, Grupo Hotusa o Vodafone.

Salir de la versión móvil