Primeros Principios y Startups: El vínculo fundamental para el éxito

Elon Musk y Jeff Bezos, dos empresarios practicantes de los Primeros Principios
por Nabil Borhanu

Fundadores, aquí tienen cómo implementar el pensamiento de los Primeros Principios en sus startups. Una filosofía que llevó al éxito a Musk, Bezos, Hastings y otros.

Las startups de éxito son inherentemente innovadoras, pero ¿por qué? Según Steve Blank, es porque las startups son modelos de negocio repetibles y escalables.

Por desgracia, no siempre es fácil tener ideas innovadoras. Los fundadores tienden a luchar para encontrar el problema adecuado que resolver, por no hablar de la solución a ese problema. Pero los fundadores excepcionales son capaces de resolver cuestiones difíciles. Lo hacen utilizando el pensamiento de los primeros principios, y tu también puedes hacerlo.

Desglosando: ¿Qué es el pensamiento de primeros principios?

El pensamiento de principios significa descomponer la idea en sus elementos fundamentales. Aquí es donde se puede descubrir lo que es verdad. Es una forma de deconstruir tus pensamientos para poder reconstruirlos de forma más organizada.

Los primeros principios son como elementos puros sobre los que se puede construir. Para las personas que generan ideas y crean empresas, es una forma de evitar que las suposiciones ocupen el centro del escenario. Los primeros principios eliminan lo que crees que sabes, de modo que sólo te centras en lo que sabes que es verdad.

Aristóteles acuñó el término «Primeros Principios»

El pensamiento de primeros principios impulsa la innovación

¿Por qué es tan especial el pensamiento basado en los primeros principios? Porque impulsa el ingenio y la innovación, dos cosas que son como el oro para los fundadores.

El proceso de deconstruir y reconstruir tus pensamientos es una vía probada para generar ideas rompedoras.

El reto es innovar la función sobre la forma. Es fácil manipular el aspecto y el comportamiento de un producto, pero no es ahí donde reside la verdadera innovación. Si nos limitamos a avanzar en la forma de un producto o servicio, estamos haciendo un flaco favor a nuestro público. Y los clientes son más inteligentes de lo que pensamos, así que céntrate en innovar la función de tu producto. El pensamiento de los primeros principios le ayuda a hacerlo.

Cómo Elon Musk utilizó los primeros principios para prosperar

En 2002 -una década antes de que se convirtiera en multimillonario- Elon Musk utilizó los primeros principios para desarrollar su plan de negocio para SpaceX. La empresa vale ahora al menos 74.000 millones de dólares tras una ronda de capital de 850 millones de dólares a principios de 2021.

En lugar de comprar cohetes salvajemente caros, Musk buscó comprar las piezas, emplear a los expertos y hacer los suyos propios. Su plan funcionó. A unos 62 millones de dólares por lanzamiento, los lanzamientos de SpaceX son mucho más baratos que los lanzamientos de 152 millones de dólares de la NASA.

Elon Musk usó la técnica de Primeros Principios para construir cohetes mucho más baratos que la NASA

Musk también basó su éxito general en los primeros principios. Como miembro de la llamada mafia de PayPal, dijo en una charla TED de 2013 que reduce las cosas «a sus verdades fundamentales y [razona] a partir de ahí, en lugar de razonar por analogía».

Otros fundadores excepcionales que utilizaron los primeros principios

Musk no está solo en su estrategia. Nombres como Bernard Sadow, que inventó la maleta con ruedas en 1972, demostraron lo sencillo que puede ser el pensamiento de primeros principios.

Bernard Sadow se basó en los Primeros Principios para colocar ruedas en las valijas

Fiskars, creador de la tijera para zurdos en 1967 (miles de años después de que los egipcios inventaran la versión para diestros), tuvo un momento similar.

Otros nombres, como el cofundador de Palantir, Peter Thiel, el cofundador de Netflix, Reed Hastings, y el fundador de Amazon y Blue Origin, Jeff Bezos, utilizan de forma habitual los primeros principios para innovar.

Thiel se centra en un resultado de los primeros principios llamado progreso vertical para conseguir ideas. En lugar de copiar horizontalmente cosas que ya funcionan, va hacia arriba donde nadie ha ido antes. A través de la Fundación Thiel, está proporcionando un espacio para que los jóvenes fundadores hagan lo mismo.

Los Primeros Principios crean cosas, no copian

Antes de sumergirte en tu startup, considera los primeros principios en tu vida cotidiana

No hace falta ser un físico cuántico como Richard Feynman para utilizar los primeros principios. Es útil en la vida cotidiana porque ralentiza tu pensamiento. Esto te ayuda a evitar complicar en exceso tus múltiples tareas y preocupaciones.

La mejor manera de hacerlo es doble:

Piensa en la palabra analogía como «una cosa que es comparable a otra en aspectos significativos», según el diccionario de Oxford. Cuando creas una startup, quieres ser único.

Exponga todas sus suposiciones sobre cuál es el problema, y luego dedique tiempo a identificar lo que puede demostrar que es cierto. Al final, tendrás un problema perfeccionado a partir del cual podrás desarrollar soluciones innovadoras.

Fundadores, aquí tienen cómo aplicar el pensamiento de los primeros principios a su startup

1. Piensa en tu startup como una solución a un problema.

2. Identifica tus suposiciones sobre el problema que intentas resolver para tu público y tu idea de negocio. Al igual que la duda cartesiana, puedes eliminar lo que no resulte cierto. Esta es la parte más agotadora.

3. A partir de los problemas que has identificado, desglosa totalmente los elementos centrales. ¿Cuáles son los hechos más básicos? Esto le ayudará a identificar la solución adecuada.

4. Utiliza los elementos más básicos para crear una solución innovadora al problema. Estás partiendo de cero, así que no tengas miedo de ajustar la construcción. La etapa de ideación es el mejor momento para hacerlo en una startup.

El pensamiento de primeros principios no es sólo para productos tangibles

Desde las mochilas rodantes hasta los cohetes, el pensamiento de primeros principios ha tenido su impacto en el mundo de la invención. A veces denominado primeros principios de la ingeniería, este método no se limita a los productos tangibles. Se puede utilizar para desarrollar ideas de startups asesinas para software, servicios y todas las demás soluciones que el mundo espera.

No hay más que ver a Bezos, de Amazon, que «se resistió a los poderes» y desarrolló el sitio web de comercio electrónico más exitoso del mundo. O Hastings, de Netflix, que reconoce que su propio éxito se basa en el valor que da al pensamiento de los primeros principios.

Peter Thiel y los Primeros Principios

Las startups más exitosas -e innovadoras- comienzan con los fundamentos

Cuando la cultura de tu startup está arraigada en los primeros principios, seguirás cuestionando, razonando y adaptando.
Y si planeas repetir y escalar tu modelo de negocio (como sugiere la definición de startup de Blank), la mentalidad de los primeros principios te ayudará a construir el éxito desde el principio. Se trata de una mentalidad que cualquiera puede utilizar, independientemente de si se trata de su primera o décima aventura empresarial.

Salir de la versión móvil