¿Emprendes? Esta charla de Taylor Swift es para vos

¿Emprendes? Esta charla de Taylor Swift es para vos
por Jason Aten – INC

En una inspiradora charla de tan solo 20 minutos, Taylor Swift contó cómo sus mayores errores le llevaron a las mejores cosas de su vida

Taylor Swift se ha ganado muchos elogios. Tiene una docena de premios Grammy, un Primetime Emmy y unos cuantos cientos de premios de los que nunca había oído hablar. También se las arregló para grabar y lanzar dos álbumes de larga duración en la segunda mitad de 2020. Te acuerdas de 2020, ¿verdad? Ya sabes, el año en que encontrar una tienda con papel higiénico en stock era un logro.

Este año añadió uno más. La Universidad de Nueva York le concedió un doctorado honorífico. En la ceremonia de graduación, Swift dio un discurso de 20 minutos a la clase que se graduaba, durante el cual compartió lo que ella llamó consejos de vida.

La revista Billboard ha publicado una transcripción del discurso completo, que merece la pena leerse. Los discursos de graduación -especialmente los pronunciados por invitados famosos- suelen ser aburridos y estar llenos de tópicos y consejos cliché sobre cómo este grupo de graduados va a cambiar el mundo. Swift, por el contrario, está tan dotada de palabras como cualquiera y las utiliza de una manera que la hace identificable con casi todo el mundo.

Por eso, aunque no tengas tiempo de leerlo entero, no deberías perderte esta sección, justo en el medio:

Me convertí en una joven adulta mientras me alimentaban con el mensaje de que, si no cometía ningún error, todos los niños de Estados Unidos crecerían para ser ángeles perfectos. Sin embargo, si cometía un desliz, la tierra entera se saldría de su eje y sería enteramente mi culpa y yo iría a la cárcel de las estrellas del pop por siempre y para siempre. Todo giraba en torno a la idea de que los errores equivalen al fracaso y, en última instancia, a la pérdida de cualquier oportunidad de tener una vida feliz o gratificante.

Esta no ha sido mi experiencia. Mi experiencia ha sido que mis errores me han llevado a las mejores cosas de mi vida.

Deberíamos detenernos un segundo porque la mayoría de nosotros no tenemos ni idea de cómo debe ser la presión para alguien que ha vivido casi toda su vida con el tipo de exposición pública que ha tenido Swift. En su discurso habló de todo tipo de circunstancias que harían que cualquiera quisiera rendirse. Habló de la decepción, la soledad y el coste de cometer errores.

La cosa es que, si somos realmente sinceros, podemos identificarnos. Es decir, seguro que hay muchas cosas sobre ser una estrella adolescente de la música country que son completamente irrelevantes para la mayoría de nosotros. Pero, todos hacemos cosas tontas. Metemos la pata y rompemos cosas. Hacemos daño a la gente, tomamos malas decisiones, nos arriesgamos y a veces fracasamos. O eso parece.

El punto de Swift es que los errores no equivalen al fracaso. Y, si lo hacen, es sólo porque se lo permitimos. Por otra parte, los errores son a menudo la forma en que aprendemos a tener éxito. Así descubrimos el límite de nuestras capacidades y encontramos la forma de ir más allá.

La clave es -y esto es importante- que Swift haya tomado una decisión. Seguir el camino desde tus errores hasta las mejores cosas de tu vida es una elección.

Eso es lo que necesitas escuchar: La clave no es la perfección, sino lo que sea el siguiente paso para ti. Y, si das un paso equivocado -si pones el pie en el lugar equivocado- lo levantas y das otro. Y otro.

Con el tiempo, descubres tu camino. Con el tiempo, tu idea se hace realidad. Con el tiempo, haces la cosa y funciona.

Pero, sólo si no te consumen tus errores. Cuando eso ocurre, dejas de confiar en ti mismo para saber dónde poner el pie y dejas de dar pasos. En lugar de eso, aprende de tus errores… o, mejor aún, encuentra a alguien que los haya cometido antes que tú y esté dispuesto a ayudarte. Como dijo Swift:

Cada elección que haces lleva a la siguiente, que lleva a la siguiente, y sé que a veces es difícil saber qué camino tomar. Habrá momentos en la vida en los que tendrás que defenderte. Momentos en los que lo correcto es retroceder y pedir disculpas. Momentos en los que lo correcto es luchar, momentos en los que lo correcto es darse la vuelta y correr. Momentos en los que hay que aguantar con todo lo que tienes y momentos en los que hay que dejar ir con gracia. A veces lo correcto es desechar las viejas escuelas de pensamiento en nombre del progreso y la reforma. A veces lo correcto es escuchar la sabiduría de los que nos han precedido. ¿Cómo sabrás cuál es la opción correcta en estos momentos cruciales? No lo sabrás.

No pasa nada. Lo más probable es que cometas algunos errores. Y esos podrían convertirse en las mejores partes de tu vida.

Salir de la versión móvil