Así resuelve Musk sus problemas más complejos

Cómo resuelve Elon Musk sus problemas más complejos

Para resolver los problemas más complicados, Musk usa más la ciencia que las suposiciones. Un buen método para no agregar dificultades donde no las hay tanto.

Elon Musk me recuerda a un compañero especial de la escuela de posgrado.

Estaba estudiando finanzas y se esforzaba en la clase más difícil que he tenido nunca. Estudiábamos los derivados, las coberturas financieras y todas las gruesas matemáticas que las acompañan.

La encantadora fórmula de Black Scholes (Fuente: Imgur)

Nuestro profesor ponía habitualmente en la pizarra problemas que dejaban perplejos a los más brillantes de entre nosotros.

Este compañero siempre dejaba que el doloroso silencio se prolongara. Luego, con mucha gracia, levantaba la mano y soltaba la respuesta.

Al igual que Musk, podía resolver problemas aparentemente imposibles.

Sin embargo, Musk no se basa únicamente en la inteligencia bruta. Utiliza un enfoque sencillo y sistemático para resolver sus problemas más difíciles.

Los tres pasos para resolver un problema complejo

Elon Musk utiliza el método de los Primeros Principios, que se define como deducir algo hasta que no tenga más deducciones.

Reducir algo a su unidad más básica: Cuerpo → órganos → célula (unidad orgánica más pequeña).

Estos son los tres pasos. Luego daré ejemplos.

Primer paso

«Reducir las cosas a sus verdades fundamentales y razonar a partir de ahí, en lugar de razonar por analogía»

Elon Musk

«Razonar por analogía» significa que hacemos las cosas porque así es como se han hecho en el pasado o como lo hacen otras personas.

Segundo paso

Enumera tus suposiciones y valida sistemáticamente que son 100% ciertas.

Tercer paso

Formular soluciones utilizando 1) los elementos más simples del problema y 2) los supuestos validados.

Ejemplo del primer principio

Los inversores siempre le decían a Elon: «Los paquetes de baterías son demasiado caros y nunca podremos tener un coche eléctrico».

Musk conectó inmediatamente esta suposición con su comprensión de la historia, y los argumentos casi idénticos en contra de que los coches sustituyeran a los caballos:

Elon utilizó los primeros principios con los coches eléctricos, identificando la batería como el problema central.

Paso 1 – Desglosar el problema

¿Cuál es el material de una batería? Cobalto, níquel, aluminio, carbono, etc.
¿Cuál es el valor de mercado de cada material?

Paso 2 – Examinar los supuestos (abreviado)

Supuesto #1: «Sólo podemos comprar baterías de la lista actual de proveedores».

Supuesto #2: Históricamente cuesta 600 dólares por kilovatio-hora (KwH=100 millas en un coche eléctrico). Las ganancias serán marginales.

Paso 3: Crear soluciones

Este último punto está anclado en la Ley de Wrights: cuanto más inviertas en construir algo, mejor lo harás con el tiempo.

Utilizar los fundamentos para examinar un problema, igual que hace un médico con un paciente o un inversor con una acción. Luego ve punto por punto, analizándolo.

Musk hizo lo mismo con SpaceX.

Las suposiciones:

Encontró que ambas suposiciones, como era de esperar, se alimentaban mutuamente. El gobierno no es conocido históricamente por su eficiencia.

Atacó el problema de SpaceX en el punto de mayor tensión: el costo por kilo de los vuelos espaciales.

Sin embargo, destapó la tapa al disipar otro supuesto: que hay que construir un nuevo cohete después de cada lanzamiento.

giffy cortesía de Spacex (dominio público)

Cómo puede utilizar los primeros principios hoy mismo

La conclusión es sencilla: un gran problema es un montón de problemas más pequeños combinados. Desglóselo. A continuación, identifique el cuello de botella más importante.

Los primeros principios no se limitan a las empresas. Aquí tenemos un ejemplo con el que quizás sea el problema personal más común:

«No puedo conocer al socio adecuado».

  1. Deconstruya los elementos básicos para conocer al socio adecuado
  1. Examine las suposiciones (erróneas) sobre el encuentro con la pareja adecuada
  1. Construir una solución basada en 1) y 2)

Podría haber un ensayo separado en el que se examinen las cuestiones anteriores.

Por ejemplo, si sólo las personas atractivas encontraran buenas parejas, ¿no estaría el mundo lleno sólo de personas atractivas?

La conclusión: utiliza más ciencia en tu pensamiento. Cuando te enfrentes a grandes problemas empresariales y personales, respira hondo y piensa en los primeros principios.

  1. Descompone el problema en sus partes más simples.
  1. Examina y cuestiona tus suposiciones.
  2. Construya su solución desde ese punto de partida.

No sólo saldrá a la superficie una solución más fácil, sino que también desaparecerá gran parte de la ansiedad.

Tendemos a hacer las cosas mucho más difíciles de lo que deben ser.

Sean Kernan – Entrepreneurs Handbook
Salir de la versión móvil