10 cosas locas que hice para iniciar mi startup

10 cosas locas que hice para posicionar mi startup

10 cosas locas que hice para que Digital Press despegara (con el tiempo crecí a 20 empleados a tiempo completo, más de 60 clientes y 7 cifras en ingresos):

1. Le pagué a mi cofundador un salario durante 5 meses para que pudiera dejar su trabajo y dar el salto conmigo (desde entonces me ha devuelto el dinero).

2. Escribí como ghostwriter de 5 a 8 artículos al día para varios clientes independientes, los 7 días de la semana, durante esos 5 meses, para asegurarme de que ambos pudiéramos comer.

3. Volé de Chicago a Atlanta una o dos veces al mes durante un año consecutivo, por lo que mi cofundador y yo podíamos trabajar juntos en la misma habitación (y él volaba a Chicago con la misma frecuencia).

4. Otra de las cosas locas que hice fue dormir en sofás en Los Ángeles para poder estar expuesto a cómo era la «vida empresarial» allí (desde entonces me mudé a Los Ángeles).

5. Ofrecí mis servicios como escritor de forma gratuita a todos los líderes empresariales de renombre con los que pude ponerme en contacto, incluso cuando ya estaba cobrando una prima por mis servicios de escritura. Muchas de estas ofertas gratuitas terminaron generando clientes u oportunidades masivas para el negocio.

6. Invertí una cantidad significativa de tiempo, energía y dinero en la construcción de mi marca personal en línea, y dije que sí a cada solicitud de podcast, solicitud de blog invitado y oportunidad de hablar, independientemente de lo apretado que estuviera mi agenda y lo pequeño que fuera el podcast o el sitio. Estos esfuerzos son una gran razón por la que el SEO de mi nombre es tan ridículo: muchísimos backlinks).

7. Incluso después de conseguir nuestros primeros clientes en Digital Press, continué invirtiendo horas en escribir mi propio contenido y construir mi propia marca personal. Hasta la fecha, todavía no hemos gastado un solo dólar en publicidad paga; mi marca personal genera oportunidades más que suficientes.

8. Mi cofundador y yo construimos toda nuestra cultura interna y flujo de trabajo en torno a las lecciones que aprendí jugando en algunos de los gremios de World of Warcraft más competitivos de Norteamérica (Slack = chat del gremio). Esto nos permitió permanecer completamente remotos, mantener bajos los costos generales, pero reclutar personas realmente talentosas de cualquier parte del mundo y permitir que todos vivieran ese «estilo de vida portátil» sin dejar de sentirse comprometidos y parte de una empresa unida.

9. Empaqué todas mis pertenencias y manejé 2,000 millas hasta Los Ángeles para ser parte de un ecosistema empresarial más competitivo que Chicago (me encanta Chicago, pero LA está en un nivel diferente). Desde entonces, ese movimiento ha catapultado tanto al negocio como a mi propio crecimiento como emprendedor.

10. Finalmente la última cosas locas que hice fue pasar 4 años construyendo una marca personal que me permitió iniciar una empresa e inmediatamente poder hacerla rentable y exitosa.

Nicolas Cole. Cofundador de Prensa Digital – Medium
Salir de la versión móvil