La parábola del golpe 21 al emprender

La parábola del golpe 21 al emprender

foto: S. Hermann & F. Richter (pixabay.com)

Tenacidad, perseverancia, fortaleza interna, resiliencia, todas cualidades necesarias para emprender. El cuento del golpe 21 explica porqué.

Iniciar un negocio propio es un desafío del cual podemos salir airosos si llegamos a aceptar la incertidumbre y aliarnos con ella. En la ausencia de certezas podremos encontrar la tenacidad que requiere todo emprendedor para alcanzar la meta.

La tenacidad es la fuerza que lleva hacia la superación y el crecimiento. Es la energía que no permite que nos detengamos por causa de algún tropiezo; el elemento que transforma un fracaso en una oportunidad; un error en enseñanza.

Ser tenaz significa tener un propósito, escuchar el corazón, llenar la acción de pasión, ser responsable, flexible, tener espíritu de superación, ser capaz de aceptar ayuda, tener creatividad para hallar soluciones y, fundamentalmente, ser perseverante y constante.

Nadie dice que sea fácil pero ninguno afirma que sea imposible. Si a la tenacidad le sumamos autoestima, conocimientos y templanza; siempre habrá luz al final del túnel.

Muchas veces nos damos por vencidos sin entregar todo lo que teníamos para dar. Cuando eso pasa, siempre habrá alguien que llegue un rato después y encuentre todo listo para aprovechar la oportunidad. Es como cocinar y abandonar la comida en el fuego antes de que alcance su punto justo de cocción. Quien llegue después, es el que va a saborearla.

El golpe 21

Hay un cuento que dice que un hombre quería romper una piedra a martillazos. Dio un golpe y no pudo. Dio otro, y otro, y otro pero no podía. Al final, después de 20 golpes se cansó y abandonó. Enseguida llegó otro hombre, tomó el martillo, golpeó y rompió la piedra en el primer intento. ¿Este hombre era más fuerte? No, pero la piedra tenía encima otros veinte martillazos que la habían ablandado lo suficiente.

Recordá que no es lo mismo “haber fracasado” que serlo. Fracasá las veces que sea necesario pues nunca se sabe cuando llega tu “martillazo 21”. Ojalá que sea pronto.

Feliz semana, felices emprendimientos, feliz vida para todos.

Marcelo Berenstein
mberenstein@emprendedoresnews.com

Salir de la versión móvil