Emprender en tiempos del Covid-19: Seamos «el paciente 31» del bien

El bien es como un virus, se contagia en primera persona

Una reflexión sobre el poder de inspirar o de contagiar que me surgió al conocer el caso de la «paciente 31», la mujer que es responsable del 80% de los casos de coronavirus en Corea del Sur.

Según informa la prensa, el caso de la «paciente 31» de Corea del Sur es emblemático para mostrar la importancia de cumplir con la cuarentena. El gobierno coreano no dio a conocer el nombre de la paciente, por eso se la conoce como «31».

Esta señora, de origen chino, regresó a Corea luego de unos días en Wuhan y a pesar de tener los síntomas no aceptó hacerse análisis y ni guardar cuarentena. Durante esos días fue dos veces a su iglesia, a un funeral, a una boda y a comer con amigos al restaurante de un hotel. En una de sus salidas tuvo un accidente de auto y en el hospital se negó a hacerse los estudios de coronavirus, sin embargo a los 10 días su salud empeoró y regresó al hospital para hacerse los estudios, que dieron positivo.

Se calcula que esta señora estuvo en contacto con más de 1.000 personas desde su regreso a Corea y su irresponsabilidad hizo que la de los 30 casos que había entonces, la cifra trepara a 977 en solo 8 días.

Los médicos determinaron que todos los nuevos casos estaban relacionados con la «paciente 31». Al miércoles 18 de marzo, era responsable del 80% de los casos de coronavirus en Corea.

Reflexionemos juntos

Esta señora coreana, sin proponérselo, haciendo solo su vida cotidiana (ir a la iglesia, un casamiento, un funeral, etc.) contagió a casi 1.000 personas.

Se el cambio que quieres ver en el mundo

Mahatma Gandhi

Siguiendo este pensamiento de Gandhi, el cambio del mundo empieza por uno. Teóricamente es una idea perfecta pero en la práctica parece casi imposible.

Sin embargo, si actuamos como la «paciente 31» pero del bien tal vez empecemos a darnos cuenta que el cambio es factible.

Pienso que pasaría si hacemos nuestra vida cotidiana (ir a trabajar, estudiar, a una boda, un funeral, al estadio, a bailar, etc.) pero tratando de practicar conscientemente valores humanos los más a fondo posible.

¿A cuantas personas inspiraríamos (contagiaríamos) en un día si tratamos de vivir con una cuota mayor por ejemplo, de amor, de paz, de honestidad, de no violencia, de rectitud, de amabilidad, de respeto, de solidaridad?.

Estos días de aislamiento social me encuentran reflexionando sobre los ajustes que necesito para vivir con más calidad, qué cambios hacer para crecer por fuera y fundamentalmente por dentro.

Probablemente muchos de ustedes estén en una frecuencia similar, pensando como mejorar el mundo para no volver a vivir días duros como estos. La respuesta es menos sofisticada de lo que parece: Comencemos a cambiar en primera persona y el mundo cambiará para bien; como bien dice esta canción de Alejandro Lerner

Feliz semana, felices emprendimientos, feliz vida para todos.

Marcelo Berenstein
mberenstein@emprendedoresnews.com
Salir de la versión móvil