Conocé los secretos de los emprendedores felices

Emprender implica trabajar para hacer realidad los sueños, con pasión y compromiso, pero fundamentalmente, para ser felices.

Mucha gente elige convertirse en emprendedor porque busca un trabajo que le llene o porque es infeliz con la rutina de oficina. Sea por lo que sea, los emprendedores empiezan con la esperanza de ser más felices. Aunque los nuevos emprendedores generalmente lo encuentran reconfortante, también hay lugar para la desilusión. El rigor y los retos de ser emprendedor pueden comprometer tus relaciones y meterse entre tu felicidad y tú.

Afortunadamente, no tiene por qué ser así. Hay ciertos cambios de actitud y ambientales que puedes hacer para dejar de lado la insatisfacción y estar feliz como emprendedor. ¿Quieres conocerlos?

Crea tu entorno ideal

Esta es tu oportunidad de forjarte una posición. Tú eres el jefe. Tú pones las reglas. Tú marcas los horarios. Cuídate de construir un entorno que te haga feliz, y si ves que no funciona, lo cambias.

Puede que veas que tener una oficina abierta sin paredes o cubículos es lo que necesitas para sentirte bien en el trabajo. Puede que veas que trabajar desde casa tres días a la semana es lo que necesitas para ser feliz. Experimenta con diferentes entornos y atmósferas hasta que encuentres una que funcione y a la que agarrarte.

Haz descansos

Como emprendedor, es cosa tuya si trabajas mucho o poco. Eso suena bien, pero tiene un lado oscuro, y es que muchos emprendedores están tan centrados en ver sus ideas fructificar que no quieren dejar nunca de trabajar. A riesgo de su salud física y mental, trabajarán 100 horas semanales, dormirán mal y a deshoras en la oficina y generalmente harán lo que sea para completar más y más tareas.

Querer trabajar duro es contar con una mentalidad admirable y necesaria para los emprendedores, pero todo el mundo tiene un límite. No tengas miedo de tomar descansos, tanto si son 10 minutos de aire en un día de trabajo o una semana de vacaciones en verano.

Prioriza tu familia

No importa cuánto quieras que tu negocio tenga éxito, tu familia va primero. Esta es la gente que te quiere incondicionalmente. Son la gente que ya estaba ahí antes de que empezaras el negocio, y la que estará cuando este ya no esté.

El tiempo es algo preciado, y no querrás pasat tanto tiempo trabajando que olvides a la gente que es más importante para ti. Reordena tu horario de trabajo, tómate un día libre y lo que haga falta para pasar tiempo con tu familia. No lo lamentarás.

Contrata a gente con la que puedas contar

En tu negocio, tú serás quien de las órdenes, pero será tu gente la que hará el trabajo. Asegúrate de llenar tu negocio con gente en la que puedas confiar para hacer un buen trabajo, y gente con la que disfrutes estando. Si tu oficina se llena de gente buena y trabajadora estarás mucho menos estresado con el potencial de tu empresa, y será más fácil que te tomes los descansos necesarios.

Acepta los fracasos

Los fracasos forman parte del negocio, y cuando lo experimentas, es horrible. En ese momento no hay nada que pueda animarte. Pero una vez que experimentas el fracaso, no importa cuán grande o pequeño sea, tienes una oportunidad clave: puedes elegir llorar ese fracaso y dejar que te supere o puedes aceptarlo y continuar. Si quieres ser feliz cuanto más tiempo posible en el mundo de los emprendedores, necesitarás aprender cómo aceptar el fracaso y dejarlo pasar.

No temas decir “no”

Decir que no es más difícil de lo que parece, especialmente cuando estás en posición de tomar decisiones por primera vez en tu carrera. Cuando un cliente pide una fecha de entrega muy cercana, puedes sentirte obligado a decir que sí para mantener tu negocio. Cuando un empleado pide un aumento, puedes decir que sí por miedo a perderlo. Piensa cuidadosamente en cada situación y cómo te afectará a ti y a tu negocio. No temas decir no si crees que no tiene sentido decir que sí.

Recuerda, ser emprendedor no es un destino, es un viaje. Si quieres ser feliz durante el viaje de tu negocio, deberás trabajar para conseguir dicha felicidad. Tienes el control, no temas hacer cambios necesarios para sentirte a gusto y ser feliz.

Muy Pymes

Recomendación de la comunidad

Actitud factor de competitividad

La actitud del emprendedor

Mentalidad y actitud va de la mano. De ello depende cómo actúe el emprendedor, y también, el éxito de su proyecto. Pero hay un delgado límite entre la actitud adecuada y la equivocada. Cuáles son los componentes más importantes de una actitud fuerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Impulsamos la innovación y creatividad.
62000 personas ya son parte. Ayúdanos a seguir mejorando tu experiencia.

Cerrar

Emprendedores.News es inspiración, motivación, aprendizaje y todo lo que sucede en el ecosistema emprendedor de habla hispana

Regístrate y recibe gratis los contenidos más interesantes para emprender:

  • Búsqueda de inversión
  • Startups
  • Growth Hacking
  • Management
  • Casos de éxito
  • Capital
  • Tips
  • Mucho más

Impulsamos la innovación y creatividad.
62000 personas ya son parte. Ayúdanos a seguir mejorando tu experiencia.

Cerrar

Emprendedores.News es inspiración, motivación, aprendizaje y todo lo que sucede en el ecosistema emprendedor de habla hispana

Regístrate y recibe gratis los contenidos más interesantes para emprender:

  • Búsqueda de inversión
  • Startups
  • Growth Hacking
  • Management
  • Casos de éxito
  • Capital
  • Tips
  • Mucho más