GUY KAWASAKI : “Hacer un MBA no es necesario, ni suficiente para triunfar”

Hacía tiempo que la extensa literatura de consejos para progresar en el mundo de los negocios, que abarrota los kioscos de las salas de embarque en los aeropuertos, no nos ofrecía una guía tan lúcida y sensata sobre la principal cualidad del emprendimiento actual: la capacidad para reinventarse.

Tras el título de El arte de empezar 2.0 (2015, Ediciones Deusto) se esconde una de las voces más claras, y que mejor sabe comunicar de esta era, Guy Kawasaki. No en vano, este estadounidense nacido en Hawaii es conocido por haber introducido el concepto de evangelismo en el mundo del marketing a mediados de los años 80, cuando trabajaba para una jovencísima Apple.

A sus 61 años, Kawasaki no se ha quedado anclado en ese pasado, y sigue trabajando de forma hiperactiva para intentar ser útil a la sociedad simplificando una realidad que a menudo es demasiado compleja. Lo hace desde su tribuna en las redes sociales, donde tiene 10 millones de seguidores, pero también en el Consejo de la Haas School of Business de la Universidad de California, Berkeley, desde su empresa de capital riesgo Garage Technology Ventures, y como miembro del patronato de la Fundación Wikimedia, el paraguas sin ánimo de lucro que opera la gigantesca enciclopedia online Wikipedia.

En una comida con líderes del mundo de la empresa y la universidad españolas organizada este lunes en la Fundación Rafael del Pino, en Madrid, Kawasaki ha expuesto los asuntos que considera claves para emprender. O quizá sería más apropiado el asunto. Frente a quienes todavía sostienen que hay algún tipo de diferencia cultural u organizativa entre las empresas de Silicon Valley y el resto de las del planeta, el experto en márketing certifica que las cuatro claves centrales para que una compañía tenga éxito siguen siendo las mismas que siempre. A saber: contratar buenos trabajadores, entrenar a buenos trabajadores, gestionar a buenos trabajadores, y conseguir retener a buenos trabajadores. “No hay nada mágico en Silicon Valley”, remacha.

Internet de las cosas

Y eso no incluye tener un MBA, o al menos no necesariamente. “Un máster en administración de empresas no es necesario, ni tampoco suficiente”, explica Kawasaki, para triunfar en una organización. “Al menos, no en el sector tecnológico, y en Estados Unidos” añade. Y sin quitar utilidad a algunos de los conocimientos que se adquieren en ellos -él mismo tiene uno- advierte de que en muchas compañías el título de MBA envía la señal equivocada, haciendo que algunos reclutadores se pregunten: “¿Por qué esta persona que tengo delante prefirió gastar dos años aprendiendo técnicas de empresa en lugar de hacer lo que realmente dice que sabe hacer?”

El mensaje de Kawasaki, que a menudo se califica como inspirador, es sencillo: si quieres estudiar, estudia algo que te guste, ya sea programación en Python o historia de las civilizaciones. “No creo que la función de la escuela sea formar a la gente para trabajar, sino formar a la gente para la vida. Desde luego, el trabajo es parte de la vida, pero sólo una parte”.

Kawasaki recomienda además a los directivos del futuro que no tengan miedo a curiosear en algunas disciplinas que les suelen ser ajenas. Recomienda por eso que aprendan a escribir, para comunicar mejor; que adquieran nociones de programación, para ayudar a entender el trabajo que encargan; y aconseja incluso leer historia: “para no repetir los errores estúpidos de los líderes”.

Este gurú del marketing, que confiesa que sólo cree haber ayudado a que el mundo sea un poco mejor en su etapa en Apple, y en sus actuales puestos en Canva y Wikimedia, ha apuntado las que cree que serán las dos tendencias principales del mercado que viene -aunque advierte de que los verdaderos visionarios son aquellos que, como Jobs, no anticipan qué deseará la gente, sino que hacen a la gente desear sus nuevas soluciones-.

Habrá que estar atentos pues al internet de las cosas (IoT, la conectividad de todos los objetos, desde bombillas a microondas) y a la conducción automática, y al hilo de esta última lanza un reto: “¿qué vamos a hacer con todo el espacio de los garajes cuando ya no sea necesario tener un coche en propiedad?”

Un manual para triunfar

Kawasaki no ahorra en comentarios sobre las claves para triunfar en un nuevo emprendimiento, aunque invita a usar sin moderación su nuevo manual. El libro, que ha sido concebido más cómo una herramienta de uso diario que como una lectura para vuelos de corto radio, está dividido en capítulos convencionales, pero lo cierto es que su verdadera estructura son cuatro fases: concepción, activación, proliferación y obligación.

En total, estas tareas contienen nada menos que 13 habilidades especiales que Kawasaki se ha cuidado de calificar como tales, y que en su lugar son “artes”, desde el arte de conseguir financiación hasta el arte “de ser un tipo legal”, pasando por el arte -inevitablemente- de evangelizar.

Kawasaki le da la vuelta al binomio misión-visión, y advierte por eso a cualquier emprendedor: “si ni siquiera en tus sueños más descabellados consigues imaginarte cómo tu startup podría hacer del mundo un lugar mejor donde vivir, es muy posible que no estés pensando en una empresa capaz de hacer girar el planeta en el otro sentido”.

Pero como no todo va a ser filosofía empresarial, en su manual Kawasaki se encarga de tareas más prosaicas, como la presentación a inversores, y sus recomendaciones son claras y decisivas. Entre otras cosas, el evangelista de evangelistas recomienda utilizar fondos negros, no usar más de cuatro puntos por diapositiva, ni más de 25 palabras.

Con esta ensalada de ideas, tan motivadoras como prácticas, la recomendación no puede estar más clara: El arte de empezar 2.0 es un nuevo imprescindible en la biblioteca de todos los emprendedores: los novatos y los que, como reza el título de este manual, empiezan de nuevo. En todo caso, si tuviese alguna duda sobre sus posibilidades de crear un proyecto útil para crear valor, Guy Kawasaki ha preparado además un completo test de 21 preguntas que está disponible en su página personal, con las que podrá conocer cuál es su cociente de emprendimiento.

El Economistafuente de la imagen

Recomendación de la comunidad

NXTP Labs prepara un nuevo fondo de empresas tecnológicas latinoamericanas con impacto social

En el marco de FOROMIC, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno y los Managing Partners de NXTP Labs firmaron un acuerdo de inversión de USD 5MM en el nuevo fondo de Empresas Tecnológicas Latinoamericanas con Impacto Social de NXTP Labs. 

One comment

  1. Es todo un arte tener la capacidad para desarrollar y establecer una muy buena comunicación para tener campo y ciertas habilidades de triunfo, cabe claro tener ne cuenta la información del post de muchos de los aspectos los cuales también son necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Impulsamos la innovación y creatividad.
62000 personas ya son parte. Ayúdanos a seguir mejorando tu experiencia.

Cerrar

Emprendedores.News es inspiración, motivación, aprendizaje y todo lo que sucede en el ecosistema emprendedor de habla hispana

Regístrate y recibe gratis los contenidos más interesantes para emprender:

  • Búsqueda de inversión
  • Startups
  • Growth Hacking
  • Management
  • Casos de éxito
  • Capital
  • Tips
  • Mucho más

Impulsamos la innovación y creatividad.
62000 personas ya son parte. Ayúdanos a seguir mejorando tu experiencia.

Cerrar

Emprendedores.News es inspiración, motivación, aprendizaje y todo lo que sucede en el ecosistema emprendedor de habla hispana

Regístrate y recibe gratis los contenidos más interesantes para emprender:

  • Búsqueda de inversión
  • Startups
  • Growth Hacking
  • Management
  • Casos de éxito
  • Capital
  • Tips
  • Mucho más